La misión de los Paulinos

santiago alberione

La Sociedad de San Pablo es una Congregación Religiosa fundada en 1914 en Alba (Italia), por el padre Santiago Alberione, y que llegó a España 20 años después, es decir, en 1934. Los miembros de la Sociedad de San Pablo, conocidos como Paulinos, fieles a la misión a ellos confiada por el Fundador, se empeñan en la difusión del mensaje cristiano, utilizando los medios que la tecnología pone a disposición del hombre de hoy para comunicar. Están presentes en 35 naciones. Muchos son los campos de su actividad: ediciones de libros, periodismo, cine, televisión, radio, audiovisuales, multimedia, Internet, web, telemática; centros de estudio, investigación, formación, animación. La marca que caracteriza todos los productos y la actividad de los Paulinos representa eficazmente el dinamismo de su presencia. El Gobierno General y los Gobiernos de las Circunscripciones hacen vital y actual la misión. El padre Santiago Alberione, usando el estilo de San Pablo de hacerse "todo con todos", además de la Sociedad de San Pablo, fundó cuatro Congregaciones femeninas: las Hijas de San Pablo, las Pías Discípulas del Divino Maestro, las Hermanas Pastorcitas, y las Hermanas Apostolinas; cuatro institutos agregados: Jesús Sacerdote, San Gabriel Arcángel (Gabrielinos), Anunciación de María (Anunciatinas), Santa Familia; y la Asociación de Cooperadores Paulinos. Todos juntos constituyen la así llamada Familia Paulina.

La Sociedad de San Pablo (SSP) fue aprobada definitivamente por la Santa Sede el 27 junio de1949 y tiene como misión la evangelización con los medios modernos de la comunicación. Está formada de religiosos presbíteros y laicos consagrados (llamados Discípulos del Divino Maestro). Presente en los cinco continentes, la Sociedad de San Pablo se sirve de revistas, libros, cine, radio, televisión, proyectos multimedia, redes sociales, internet y de toda la tecnología comunicativa para anunciar a Cristo y hablar de todo cristianamente a las personas alejadas de la vida parroquial. Los modelos de su misión son: Jesús Maestro, San Pablo, el apóstol que se "hace todo con todos" y María Reina de los Apóstoles que da vida al Cristo comunicador del Padre.

El objetivo de su misión es poner en contacto la totalidad del Cristo (sintetizada en el título "Cristo Maestro, Camino, Verdad y Vida") con todas las facultades de la persona (mente, corazón y voluntad) mediante la comunicación que se realiza con los medios modernos. La metodología usada incluye la propuesta de toda la experiencia cristiana (dogma, moral y culto) y la presentación de todas las realidades humanas en prospectiva cristiana. El desarrollo histórico de la misión paulina sigue la evolución de la comunicación. Inicialmente el padre Alberione había adoptado los impresos; después asocia también el cine, la radio, la televisión y los discos. Actualmente los Paulinos, empeñados en la evangelización con los mass media, se preparan para encarnar el Cristo Maestro, Camino Verdad y Vida en la "cultura" creada por la comunicación. Siguiendo las indicaciones del padre Alberione de "lanzarse siempre hacia adelante", los Paulinos quieren seguir trabajando en la Iglesia de hoy, entre los pioneros de una espiritualidad evangélica e integral que sabe inculturarse en la comunicación global y multimedial. Para el padre Alberione y para los Paulinos, la comunicación en la obra de evangelización no es una simple ayuda sino una forma original y auténtica de predicación, que llega a las personas alejadas de la parroquia.