Instituto San Gabriel Arcángel

Los Gabrielinos son laicos consagrados a Dios en el mundo. No viven en casas de religiosos o conventos, sino en sus propias casas. Anuncian la Verdad del Evangelio con el testimonio de sus vidas cristianas demostrando silenciosamente que es posible hoy vivir el Evangelio en su plenitud.

Su consagración consiste en la profesión de los tres consejos evangélicos de Pobreza, Castidad y Obediencia, con los que se comprometen a imitar a Jesús Maestro, célibe, pobre y obediente al Padre, identificarse más plenamente con Él.

Fundado por el Beato Santiago Alberione y aceptado por la Iglesia como "Agregados a la Sociedad de San Pablo", reciben de ella la formación, la asistencia espiritual permanente, la sensibilización hacia los Medios de Comunicación Social.

Su apostolado es fundamentalmente el del testimonio de una vida consagrada al apostolado, que puede ser diverso para cada miembro, conforme a sus capacidades y preferencias. Se les recomienda insertarse en la pastoral parroquial o diocesana y según sus posibilidades en los Medios de Comunicación Social.

Siendo el Instituto "San Gabriel" parte de la Familia Paulina, sus miembros se empeñan en vivir integralmente el Evangelio de Jesucristo, Camino, Verdad y Vida, en el espíritu de San Pablo, bajo la mirada de la Virgen María, Reina de los Apóstoles. Fuentes de esta espiritualidad son la Palabra de Dios y la Eucaristía.