Instituto Jesús Sacerdote

El Instituto “Jesús Sacerdote” tuvo inicio en 1958 por obra del Beato Santiago Alberione, fundador de la Familia Paulina, y fue aprobado por la Santa Sede el 8 de abril de 1960.

Desde el punto de vista carismático se necesita recordar aquello que dice el Fundador: “Ha nacido del Tabernáculo la Familia Paulina, así se alimenta, así vive, así actúa, así se manifiesta”. El Instituto está formado por sacerdotes seculares diocesanos.

Característica de sus miembros es la “secularidad”. Se inspira en las enseñanzas del Concilio Vaticano II que en el n. 11 del decreto Perfectae Caritatis enseña: “Los institutos seculares, aunque no son institutos religiosos, todavía comportan una verdadera y completa profesión de los consejos evangélicos reconocida como tal por la Iglesia. Dicha profesión confiere una consagración a los hombres y a las mujeres, a los laicos y a los clérigos que viven en el mundo”. El Instituto desde 1963 hasta 1997 fue guiado por Don Stefano Lamera y bajo su guía asumió gradualmente un notable desarrollo enumerando entre los miembros más de trescientos entre sacerdotes y obispos. Es una rama de la Familia Paulina.