Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información

El Libro del Pueblo de Dios

Tamaño de letra: Aumentar - Reducir - Original

Salmos

93 (92)
16El tema central de este himno se vuelve a encontrar en un grupo de salmos cultuales, denominados habitualmente “Himnos a la realeza del Señor” (Sal. 47; 96 - 99). Todos estos poemas proclaman al Señor como Rey universal, destacando los diversos motivos en que se funda su realeza. En este caso, la soberanía del Señor aparece fundada en el acto de la creación y afianzamiento del mundo, que los vs. 3-4 describen -con evidentes reminiscencias mitológicas- como una victoria divina sobre las fuerzas del caos. El versículo final alude a la Revelación concedida a Israel, porque la obra creadora de Dios es inseparable de sus manifestaciones salvíficas en la historia.
EL SEÑOR, REY DE LA CREACIÓN
1 ¡Reina el Señor, revestido de majestad!
1 El Señor se ha revestido,
1 se ha ceñido de poder.
1 El mundo está firmemente establecido:
1 ¡no se moverá jamás!
2 Tu trono está firme desde siempre,
2 tú existes desde la eternidad.
3 Los ríos hacen resonar sus voces, Señor,
3 los ríos hacen resonar su fragor.
4 Pero más fuerte que las aguas impetuosas,
4 más fuerte que el oleaje del mar,
4 es el Señor en las alturas.
5 Tus testimonios, Señor, son dignos de fe,
5 la santidad embellece tu Casa
5 a lo largo de los tiempos.

VOLVER