Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información

El Libro del Pueblo de Dios

Tamaño de letra: Aumentar - Reducir - Original

Salmos

92 (91)
16En este canto de acción de gracias, el salmista descubre en su caso personal (vs. 5, 11-12) una manifestación de los designios providenciales de Dios (v. 6). La suerte reservada a los impíos (vs. 8-10) y a los justos (vs. 13-16) revela la profundidad y la justicia de esos designios, que el “insensato” es incapaz de comprender (v. 7). Sin plantear expresamente el problema -como sucede en los Salmos 37; 49; 73- este Salmo da una respuesta a los interrogantes que suscita el aparente triunfo del mal.
ALABANZA AL AMOR Y A LA JUSTICIA DE DIOS
1 Salmo. Canto. Para el día sábado.
2 Es bueno dar gracias al Señor,
2 y cantar, Dios Altísimo, a tu Nombre;
3 proclamar tu amor de madrugada,
3 y tu fidelidad en las vigilias de la noche,
4 con el arpa de diez cuerdas y la lira,
4 con música de cítara.
5 Tú me alegras, Señor, con tus acciones,
5 cantaré jubiloso por la obra de tus manos.
6 ¡Qué grandes son tus obras, Señor,
6 qué profundos tus designios!
7 El hombre insensato no conoce
7 y el necio no entiende estas cosas.
8 Si los impíos crecen como la hierba
8 y florecen los que hacen el mal,
8 es para ser destruidos eternamente:
9 tú, en cambio, eres el Excelso para siempre.
10 Mira, Señor, cómo perecen tus enemigos
10 y se dispersan los que hacen el mal.
11 Pero a mí me das la fuerza de un toro salvaje
11 y me unges con óleo purísimo.
12 Mis ojos han desafiado a mis calumniadores,
12 mis oídos han escuchado
12 la derrota de los malvados.
13 El justo florecerá como la palmera,
13 crecerá como los cedros del Líbano:
14 trasplantado en la Casa del Señor,
14 florecerá en los atrios de nuestro Dios.
15 En la vejez seguirá dando frutos,
15 se mantendrá fresco y frondoso,
16 para proclamar qué justo es el Señor,
16 mi Roca, en quien no existe la maldad.

VOLVER