Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información

El Libro del Pueblo de Dios

Tamaño de letra: Aumentar - Reducir - Original

Salmos

61 (60)
14Un hombre desterrado -probablemente un levita- suspira por volver a gozar de la presencia divina, viviendo constantemente junto al Santuario de Dios (v.5). En los vs. 7-8 se inserta una oración por el rey, cuya vinculación con el resto del Salmo no aparece con claridad.
SÚPLICA EN EL DESTIERRO
1 Del maestro de coro. Para instrumentos de cuerda. De David.
2 ¡Dios mío, escucha mi clamor,
2 atiende a mi plegaria!
3 Yo te invoco desde los confines de la tierra,
3 mientras mi corazón desfallece.
3 Condúceme a una roca inaccesible,
4 porque tú eres para mí un refugio
4 y una fortaleza frente al enemigo.
5 ¡Que yo sea siempre un huésped en tu Carpa
5 y pueda refugiarme al amparo de tus alas!
6 Porque tú, Dios mío, tienes en cuenta mis votos
6 y me das la herencia de los que temen tu Nombre.
7 Añade días a los días del rey:
7 que duren sus años por muchas generaciones;
8 que reine para siempre en la presencia del Señor,
8 que la Gracia y la Fidelidad lo protejan.
9 Así cantaré a tu Nombre eternamente
9 y días tras día cumpliré mis votos.

VOLVER