Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información

El Libro del Pueblo de Dios

Tamaño de letra: Aumentar - Reducir - Original

Salmos

135 (134)
3Basta una simple lectura de este Salmo para advertir que ha sido compuesto con elementos tomados de otros himnos litúrgicos, en especial, de los Salmos 113. 1; 115. 4-8; 136. 17-22. A pesar de esto, forma un conjunto orgánico, que se caracteriza por la ordenada distribución de sus partes. Después de una exhortación a la alabanza (vs. 1-4), se exalta el poder de Dios, manifestado en las obras de la creación (vs. 5-7) y en la liberación de su Pueblo (vs. 8-14). Luego viene una profesión de fe en el único Dios, en abierta polémica contra las creencias del paganismo. Por último, se exhorta a todo el Pueblo a bendecir al Señor “que habita en Jerusalén” (vs. 19-21).
3 ACCIÓN DE GRACIAS
3 POR LOS BENEFICIOS DE DIOS
1 ¡Aleluya!
Invitación a la alabanza
1 Alaben el nombre del Señor,
1 alábenlo, servidores del Señor,
2 los que están en la Casa del Señor,
2 en los atrios del Templo de nuestro Dios.
3 Alaben al Señor, porque es bueno,
3 canten a su Nombre, porque es amable;
4 porque el Señor eligió a Jacob,
4 a Israel, para que fuera su posesión.
Las obras del Señor en la naturaleza
5 Sí, yo sé que el Señor es grande,
5 nuestro Dios está sobre todos los dioses.
6 El Señor hace todo lo que quiere
6 en el cielo y en la tierra,
6 en el mar y en los océanos.
7 Levanta las nubes desde el horizonte,
7 con los relámpagos provoca la lluvia,
7 saca a los vientos de sus depósitos.
Las obras del Señor en favor de su Pueblo
8 Él hirió a los primogénitos de Egipto,
8 tanto a los hombres como a los animales:
9 realizó señales y prodigios
9 –en medio de ti, Egipto–
9 contra el Faraón y todos sus ministros.
10 Derrotó a muchas naciones
10 y mató a reyes poderosos:
11 a Sijón, rey de los amorreos,
11 a Og, rey de Basán,
11 y a todos los reyes de Canaán.
12 Y dio sus territorios en herencia,
12 en herencia a su pueblo, Israel.
13 Tu Nombre, Señor, permanece para siempre,
13 y tu recuerdo, por todas las generaciones:
14 porque el Señor defiende a su pueblo
14 y se compadece de sus servidores.
Reprobación de la idolatría
15 Los ídolos de las naciones son plata y oro,
15 obra de las manos de los hombres:
16 tienen boca, pero no hablan;
16 tienen ojos, pero no ven;
17 tienen orejas, pero no oyen,
17 y no hay aliento en su boca.
18 ¡Que sean como ellos los que los fabrican,
18 y también los que confían en ellos!
Doxología final
19 Pueblo de Israel, bendice al Señor;
19 familia de Aarón, bendice al Señor;
20 familia de Leví, bendice al Señor;
20 fieles del Señor, bendigan al Señor.
21 ¡Bendito sea el Señor desde Sión,
21 el que habita en Jerusalén!
21 ¡Aleluya!

VOLVER