Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información

El Libro del Pueblo de Dios

Tamaño de letra: Aumentar - Reducir - Original

Salmos

128 (127)
5La felicidad de los justos -constituida por los sencillos goces de la vida familiar- es el tema central de este hermoso poema. Al final del Salmo (v. 5), el horizonte se amplía, y la felicidad personal aparece estrechamente vinculada con la prosperidad de Jerusalén, centro de la vida nacional y fuente de bendición para todo Israel.
LA BENDICIÓN DE LOS JUSTOS
1 Canto de peregrinación.
1 ¡Feliz el que teme al Señor
1 y sigue sus caminos!
2 Comerás del fruto de tu trabajo,
2 serás feliz y todo te irá bien.
3 Tu esposa será como una vid fecunda
3 en el seno de tu hogar;
3 tus hijos, como retoños de olivo
3 alrededor de tu mesa.
4 ¡Así será bendecido
4 el hombre que teme al Señor!
5 ¡Que el Señor te bendiga desde Sión
5 todos los días de tu vida:
5 que contemples la paz de Jerusalén
6 y veas a los hijos de tus hijos!
6 ¡Paz a Israel!

VOLVER