Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información

El Libro del Pueblo de Dios

Tamaño de letra: Aumentar - Reducir - Original

Salmos

120 (119)
176Con este breve poema se inicia la colección de los Salmos “de peregrinación” (Sal 120 - 134), que también reciben el nombre de “graduales” o de las “subidas”, porque eran cantados por los peregrinos que “subían” a Jerusalén, con motivo de las grandes fiestas anuales (Éx. 23. ]4-19).
176Este Salmo refleja poéticamente la situación de los humildes y desposeídos, que viven en medio de una sociedad dominada por la agresividad y la mentira. Allí se encuentran como extranjeros, como desterrados en un país hostil o entre las tribus del desierto (vs. 5-7).
SÚPLICA DEL QUE SUFRE LA TRAICIÓN Y LA MENTIRA
1 Canto de peregrinación.
1 En mi aflicción invoqué al Señor ,
1 y él me respondió.
2 ¡Líbrame, Señor, de los labios mentirosos
2 y de la lengua traicionera.
3 ¿Con qué te castigará el Señor,
3 lengua traicionera?
4 Con flechas afiladas de guerrero
4 y con brasas de retama.
5 ¡Ay de mí, que estoy desterrado en Mésec,
5 y vivo en los campamentos de Quedar!
6 Mucho tiempo he convivido
6 con los que odian la paz.
7 Cuando yo hablo de paz,
7 ellos declaran la guerra.

VOLVER