Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información

El Libro del Pueblo de Dios

Tamaño de letra: Aumentar - Reducir - Original

Cantar de los Cantares

El gozo de la mutua posesión
El Amado
5
1 Yo entré en mi jardín, hermana mía, novia mía;
1 recogí mi mirra y mi bálsamo,
1 comí mi miel y mi panal,
1 bebí mi vino y mi leche.
1 ¡Coman, amigos míos,
1 beban, y embriáguense de amor!
Visita nocturna y búsqueda del Amado perdido
1 La Amada
2 Yo duermo, pero mi corazón vela:
2 oigo a mi amado que golpea.
2 “¡Ábreme, hermana mía, mi amada,
2 paloma mía, mi preciosa!
2 Porque mi cabeza está empapada por el rocío
2 y mi cabellera por la humedad de la noche”.
3 “Ya me quité la túnica,
3 ¿cómo voy a ponérmela de nuevo?
3 Ya me lavé los pies,
3 ¿cómo voy a ensuciármelos?”.
4 Mi amado pasó la mano
4 por la abertura de la puerta,
4 y se estremecieron mis entrañas.
5 Me levanté para abrirle a mi amado,
5 y mis manos destilaron mirra,
5 fluyó mirra de mis dedos,
5 por el pasador de la cerradura.
6 Yo misma le abrí a mi amado,
6 pero él ya había desaparecido.
6 ¡El alma se me fue detrás de él!
6 ¡Lo busqué, y no lo encontré,
6 lo llamé y no me respondió!
7 Me encontraron los centinelas
7 que hacen la ronda en la ciudad;
7 los guardias de las murallas
7 me golpearon y me hirieron,
7 me arrancaron el manto.
8 Júrenme, hijas de Jerusalén,
8 que si encuentran a mi amado,
8 le dirán... ¿qué le dirán?
8 Que estoy enferma de amor.
Los encantos del Amado ausente
8 Coro
9 ¿Qué tiene tu amado más que los otros,
9 tú, la más hermosa de las mujeres?
9 ¿Qué tiene tu amado más que los otros
9 para que nos conjures de esa manera?
9 La Amada
10 Mi amado es apuesto y sonrosado,
10 se distingue entre diez mil.
11 Su cabeza es un lingote de oro puro,
11 sus cabellos son ramas de palmera,
11 negros como un cuervo.
12 Sus ojos son dos palomas
12 junto a una corriente de agua,
12 que se bañan en leche
12 y se posan sobre un estanque.
13 Sus mejillas son canteros perfumados,
13 almácigos de hierbas aromáticas.
13 Sus labios son lirios
13 que destilan mirra pura.
14 Sus manos, brazaletes de oro,
14 adornados con piedras de Tarsis.
14 Su vientre, un bloque de marfil,
14 todo incrustado de zafiros.
15 Sus piernas, columnas de alabastro,
15 asentadas sobre bases de oro puro.
15 Su aspecto es como el Líbano,
15 esbelto como los cedros.
16 Su paladar rebosa dulzura
16 y todo en él es una delicia.
16 Así es mi amado, así es mi amigo,
16 hijas de Jerusalén.

VOLVER