Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información

El Libro del Pueblo de Dios

Tamaño de letra: Aumentar - Reducir - Original

Isaías

Reprobación del culto ilícito
11 65 1 Yo me dejé consultar por los que no me interrogaban;
1 salí al encuentro de los que no me buscaban.
1 Yo dije: “¡Aquí estoy, aquí estoy!”
1 a una nación que no invocaba mi Nombre.
1 2 Tendí mis manos incesantemente
2 hacia un pueblo rebelde,
2 que va por un mal camino,
2 tras sus propios designios.
2 3 Es un pueblo que no cesa de provocarme
3 en mi propia cara,
3 sacrificando en los jardines
3 y quemando incienso sobre ladrillos.
3 4 Ellos se sientan en los sepulcros
4 y pasan la noche en las grutas,
4 comen carne de cerdo
4 y hay en sus platos un caldo inmundo.
4 5 Ellos dicen: “Apártate, no te me acerques,
5 porque te dejaría consagrado”.
5 ¡Esas cosas son una humareda en mis narices,
5 un fuego que arde todo el día!
5 6 Pero todo eso está escrito ante mí,
6 y no me quedaré callado,
6 sino que les daré su merecido
6 y se lo pondré en su propio pecho,
6 7 por sus culpas y las culpas de sus padres,
7 por todas juntas, dice el Señor.
7 Porque ellos quemaron incienso en las montañas
7 y me ultrajaron sobre las colinas,
7 yo les mediré su retribución
7 y la pondré en su propio pecho.
La suerte de los buenos y de los malos
7 8 Así habla el Señor:
8 Cuando se encuentra jugo en un racimo,
8 se dice: “No lo destruyas,
8 porque hay una bendición en él”.
8 Yo obraré así a causa de mis servidores,
8 a fin de no destruirlo todo:
8 9 haré salir de Jacob una descendencia
9 y de Judá, a un poseedor de mis montañas;
9 mis elegidos las poseerán
9 y mis servidores habitarán allí.
9 10 El Sarón será un redil de ovejas
10 y el valle de Acor un corral de vacas,
10 para mi Pueblo que me habrá buscado.
10 11 Pero ustedes, los que han abandonado al Señor
11 y se han olvidado de mi santa Montaña,
11 los que preparan una mesa para la Fortuna
11 y llenan una copa para el Destino,
11 12 a ustedes, los destinaré a la espada
12 y doblarán la rodilla para el degüello.
12 Porque yo llamé, y no respondieron,
12 hablé, y no escucharon;
12 ustedes hicieron lo que me desagrada
12 y eligieron lo que yo no quiero.
12 13 Por eso, así habla el Señor:
13 ¡Mis servidores comerán
13 y ustedes estarán hambrientos!
13 ¡Mis servidores beberán
13 y ustedes estarán sedientos!
13 ¡Mis servidores se alegrarán
13 y ustedes quedarán avergonzados!
13 14 ¡Mis servidores cantarán con júbilo en el corazón
14 y ustedes gritarán con el corazón dolorido,
14 gemirán con el espíritu desgarrado!
14 15 Ustedes dejarán su nombre a mis elegidos
15 para una imprecación: “¡Así te haga morir el Señor!”.
15 A mis servidores, en cambio,
15 se los llamará con otro nombre.
15 16 Todo el que se bendiga en el país
16 se bendecirá por el Dios del Amén,
16 y todo el que jure en el país
16 jurará por el Dios del Amén,
16 porque las angustias pasadas habrán sido olvidadas
16 y estarán ocultas a mis ojos.
El nuevo cielo y la nueva tierra
16 17 Sí, yo voy a crear
17 un cielo nuevo y una tierra nueva.
17 No quedará el recuerdo del pasado
17 ni se lo traerá a la memoria,
17 18 sino que se regocijarán y se alegrarán para siempre
18 por lo que yo voy a crear:
18 porque voy a crear a Jerusalén para la alegría
18 y a su pueblo para el gozo.
18 19 Jerusalén será mi alegría,
19 yo estaré gozoso a causa de mi pueblo,
19 y nunca más se escucharán en ella
19 ni llantos ni alaridos.
19 20 Ya no habrá allí niños que vivan pocos días
20 ni ancianos que no completen sus años,
20 porque el más joven morirá a los cien años
20 y al que no llegue a esa edad
20 se lo tendrá por maldito.
20 21 Edificarán casas y las habitarán,
21 plantarán viñas y comerán sus frutos:
21 22 no edificarán para que habite otro
22 ni plantarán para que coma un extraño,
22 porque mi pueblo vivirá tanto como los árboles
22 y mis elegidos disfrutarán de la obra de sus manos.
22 23 Ellos no se fatigarán en vano
23 ni tendrán hijos para un fin desastroso,
23 porque serán la estirpe de los bendecidos por el Señor,
23 ellos y sus vástagos junto con ellos.
23 24 Antes que llamen, yo les responderé;
24 estarán hablando, y ya los habré escuchado.
24 25 El lobo y el cordero pacerán juntos,
25 el león comerá paja como el buey
25 y la serpiente se alimentará de polvo:
25 No se hará daño ni estragos
25 en toda mi Montaña santa,
25 dice el Señor.

VOLVER