Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información

Biblia Latinoamericana

Tamaño de letra: Aumentar - Reducir - Original

Salmos

120
Frecuentemente los peregrinos venían al Templo con muchas preocupaciones: unos no estaban en paz con sus vecinos, otros se quejaban de no vivir entre creyentes sino entre paganos. Anhelaban la paz que Dios da a los que se acercan a él.
1 Al Señor en medio de mi angustia
1 yo clamé y él me respondió.
2 Salva mi alma, Señor, de los labios mentirosos,
2 de la lengua calumniadora.
3 ¿Qué se te dará o que se te agregará,
3 oh lengua calumniadora?
4 Flechas muy puntiagudas de guerrero,
4 endurecidas en brasas de retama.
5 ¡Ay de mí que en Mesec debo vivir
5 y habitar en las tiendas de Quedar!
6 Mi alma halló muy larga su permanencia
6 entre aquellos que detestan la paz.
7 Estoy por la paz, pero apenas de eso hablo,
7 ellos no piensan más que en guerra.

VOLVER