Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información

Biblia Latinoamericana

Tamaño de letra: Aumentar - Reducir - Original

Daniel

11
1 Has de saber que el primer año de Darío, el Medo, estaba yo cerca de él ayudándolo y animándole.
1 Y ahora te revelaré la verdad: 2 en Persia surgirán todavía tres reyes y el cuarto será mucho más rico que los demás. Su riqueza lo volverá poderoso y hará todo lo posible para oponerse al reino de Yaván. 3 Pero allí surgirá un rey valiente que se volverá poderoso y hará lo que quiera. 4 En medio de sus éxitos, será rota su realeza y su reino repartido a los cuatro vientos del cielo, pero no entre sus descendientes, pues le será arrebatado el reino y entregado a otros.
5 El rey del sur se hará poderoso, pero uno de sus príncipes lo vencerá y se forjará un imperio más grande que el suyo. 6 Al cabo de algunos años establecerá una alianza: la hija del rey del sur irá en busca del rey del norte para establecer un acuerdo, pero perderá su poder y no dejará descendencia: será luego asesinada junto con su corte, su hijo y su marido. En ese momento 7 se levantará en su lugar un retoño de su raza, llegará a sitiar la fortaleza del rey del norte, se apoderará de ella y la tratará como vencedor. 8 E incluso llevará a Egipto como botín sus dioses, sus estatuas y sus vasos preciosos de plata y oro. Y durante algunos años mantendrá a raya al rey del norte.
9 Este último hará una expedición al reino del sur, pero regresará rápidamente a su casa. 10 Se levantarán sus hijos y reunirán fuerzas numerosas y poderosas. Uno de ellos descollará, desbordará como un río, invadirá el reino del sur y atacará la fortaleza de su rey. 11 Furioso éste, se pondrá en campaña en contra del rey del norte con un poderoso ejército, y las numerosas tropas del rey del norte caerán en sus manos.
12 La destrucción de ese ejército acrecentará su orgullo; masacrará a una gran cantidad de gente, pero sin resultado. 13 El rey del norte volverá después de haber reunido tropas más numerosas que las primeras, y después de algunos años avanzará con un ejército poderoso y muy bien equipado. 14 En ese momento se rebelarán contra el rey del sur mucha gente, y entre ellos, hombres violentos de tu pueblo; se alzarán porque la visión tiene que cumplirse, pero será para su perdición. 15 El rey del norte avanzará, cavará trincheras y se apoderará de una ciudad fortificada; el ejército del sur no podrá resistir ante su empuje y los más valientes de sus hombres huirán.
16 Entonces el atacante hará todo lo que quiera, nadie quedará en pie ante él, ocupará el país de Belleza y lo saqueará. 17 Queriendo dominar todo el reino del sur, hará un pacto con él y le dará como esposa a una de sus hijas con el fin de destruirlo, pero eso no resultará ni se realizará. 18 Se volverá entonces contra las islas y se apoderará de muchas de ellas, pero un jefe lo detendrá y lo humillará sin que pueda tomarse la revancha.
19 Atacará después las ciudades fortificadas de su país, pero fracasará, será derrotado y desaparecerá para siempre. 20 En su lugar aparecerá otro que enviará al lugar más glorioso del reino a un recaudador de impuestos, pero en unos pocos días éste será vencido sin armas ni lucha.
21 En su lugar surgirá un hombre despreciable a quien no darán el honor de la realeza; llegará en son de paz y se apoderará del reino mediante traiciones. 22 Ante él huirán y serán derrotados poderosos ejércitos; el Príncipe de la Alianza también será vencido.
23 Utilizando la corrupción y la traición adquirirá importancia y se hará fuerte, aunque sólo tenga con él poca gente. 24 Invadirá sin riesgo ricas provincias y hará lo que ni sus padres ni los padres de sus padres hicieron: distribuirá entre sus hombres botín, despojos y riqueza, y por un tiempo tratará de apoderarse de fortalezas. 25 Dirigirá sus fuerzas y su ardor contra el rey del sur, apoyado en un gran ejército; el otro también saldrá a guerrear con un ejército grande y poderoso, pero será vencido como consecuencia de conspiraciones en su contra. 26 Los que coman en su mesa lo debilitarán, su ejército será aplastado y perderá a mucha gente.
27 Los dos reyes no pensarán más que en hacerse el mal mutuamente, y aunque estén sentados a la misma mesa se mentirán el uno al otro. Esto no cambiará nada: el fin llegará en el tiempo determinado. 28 El rey del norte regresará a su país con grandes riquezas y con perversos proyectos en contra de la Alianza Santa; luchará contra ella y luego volverá a su país. 29 Cuando llegue el momento, volverá a lanzarse contra el reino del sur, pero esta vez las cosas acabarán mal. 30 Al ver que se acercan los barcos de Quitim perderá su seguridad, dará media vuelta y desencadenará su cólera en contra de la Alianza Santa.
30 Nuevamente colmará de honores a los que abandonen esta alianza. 31 Sus tropas vendrán para profanar la fortaleza del templo, interrumpirán el sacrificio perpetuo y levantarán la Abominación de la Desolación. 32 Seducirá y corromperá a hombres infieles a la alianza, pero el pueblo de los que conocen a su Dios se mantendrá firme en su comportamiento.
33 Aquellos del pueblo que tengan el conocimiento instruirán a muchos, pero serán perseguidos: durante muchos días les tocará en suerte la espada, el fuego, el cautiverio y el pillaje.
34 Durante su persecución, algunos les prestarán apoyo, pero muchos lo harán por hipocresía. 35 La caída de algunos de los que saben servirá para purificar, lavar y blanquear a muchos de los demás hasta el tiempo del fin, el cual ya ha sido fijado, pero que todavía es futuro.
36 En su orgullo, el rey hará todo lo que quiera, se pondrá por encima de todos los dioses; hasta pronunciará palabras insolentes contra el Dios de los dioses, y todo le resultará hasta que la Cólera llegue al colmo, porque lo que está decidido se cumplirá. 37 No tendrá miramiento alguno ni por los dioses de sus padres ni por el dios preferido de las mujeres ni por cualquier otro dios, sino que se pondrá por encima de todo. 38 En vez de esos dioses honrará al dios de las fortalezas, un dios que no conocieron sus padres, le ofrecerá oro, plata, piedras preciosas y objetos de gran valor. 39 Pondrá sitio a las ciudades fortificadas con ayuda de un dios extranjero; al que reconozca a ese dios le concederá honores, poder, y tierras en recompensa.
40 En los tiempos del fin, el rey del sur lo atacará; el rey del norte se lanzará contra él con sus carros, sus caballeros y numerosos barcos. Entrará por todos sus territorios, los invadirá y los atravesará. 41 Atravesará el país de Belleza y masacrará a mucha gente, mientras que Edom, Moab y los mejores de los hijos de Amón escaparán de sus manos. 42 Extenderá su mano por todos los países y Egipto no se escapará. 43 Se apoderará de los tesoros de oro y plata y de todos los objetos de valor de Egipto. Someterá a los libios y a los cuchitas.
44 Pero noticias provenientes del oriente y del norte le preocuparán; regresará muy enojado para destruir y masacrar a mucha gente. 45 Plantará las tiendas de campaña de su ejército entre el mar y las montañas del país de Belleza. Después de eso le tocará su fin y nadie lo socorrerá.

VOLVER