Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información

Buscar por:
  • Título
  • Autor
  • ISBN
  • Editorial
  • Categoría
 

Santo del día

Abdías; Rafael de S. José Kalinowski

Santo del día

XXXIII del T.O. 1ª del salterio Ap 11,4-12 / Sal 143 / Lc 20,27-40


 



Evangelio: según san Lucas 20,27-40


En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos saduceos, que niegan la resurrección, y le preguntaron: «Maestro, Moisés nos dejó escrito: Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer, pero sin hijos, cásese con la viuda y dé descendencia a su hermano. Pues bien, había siete hermanos: el primero se casó y murió sin hijos. Y el segundo y el tercero se casaron con ella y así los siete murieron sin dejar hijos. Por último murió la mujer. Cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete han estado casados con ella». Jesús les contestó: «En esta vida, hombres y mujeres se casan; pero los que sean juzgados dignos de la vida futura y de la resurrección de entre los muertos no se casarán. Pues ya no pueden morir, son como ángeles; son hijos de Dios, porque participan en la resurrección. Y que resucitan los muertos, el mismo Moisés lo indica en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor “Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob”. No es Dios de muertos, sino de vivos; porque para él todos están vivos». Intervinieron unos escribas: «Bien dicho, Maestro». Y no se atrevían a hacerle más preguntas.


___________________________________________________________________________________________________________


Reflexión: Dios es nuestra felicidad


El texto, con la respuesta de Jesús a los saduceos y fariseos, contiene para nosotros un mensaje esencial. Dios es Dios de vivos; para Él todos, también los que han muerto, viven, y nosotros podemos esperar que como hijos de Dios viviremos para siempre. De la modalidad de esa vida solo sabemos que viviremos en Dios y que en Él hallaremos el descanso y la paz verdadera, porque creados para Él, nuestro corazón alcanzará el descanso cuando vivamos en Él.


___________________________________________________________________________________________________________


Eventos