Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información

Buscar por:
  • Título
  • Autor
  • ISBN
  • Editorial
  • Categoría
 

Santo del día

Siete Santos Fundadores, c.; Engracia de Braga; Bto. Antonio Lesczewicz

Santo del día

I de Cuaresma 1ª del salterio Jon 3,1-10 / Sal 50 / Lc 11,29-32


 



Primera Lectura: Jonás 3,1-10


Vino la palabra del Señor sobre Jonás: «Levántate y vete a Nínive, la gran ciudad, y predícale el mensaje que te digo». Se levantó Jonás y fue a Nínive, como mandó el Señor. Nínive era una gran ciudad, tres días hacían falta para recorrerla. Comenzó Jonás a entrar por la ciudad y caminó durante un día, proclamando: «¡Dentro de cuarenta días Nínive será destruida!». Creyeron en Dios los ninivitas; proclamaron el ayuno y se vistieron de saco, grandes y pequeños. Llegó el mensaje al rey de Nínive; se levantó del trono, dejó el manto, se cubrió de saco, se sentó en el polvo y mandó al heraldo a proclamar en su nombre a Nínive: «Hombres y animales, vacas y ovejas, no prueben bocado, no pasten ni beban; vístanse de saco hombres y animales; invoquen fervientemente a Dios, que se convierta cada cual de su mala vida y de la violencia de sus manos; quizá se arrepienta, se compadezca Dios, quizá cese el incendio de su ira, y no pereceremos». Y vio Dios sus obras, su conversión de la mala vida; se compadeció y se arrepintió Dios de la catástrofe con que había amenazado a Nínive, y no la ejecutó.


 ___________________________________________________________________________________________________________


 


Salmo responsorial: Salmo 50,3-4.12-13.18-19


 


Un corazón quebrantado y humillado, tú, Dios mío, no lo desprecias.


 


Misericordia, Dios mío, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra mi culpa; lava del todo mi delito, limpia mi pecado.


 


Oh Dios, crea en mí un corazón puro, renuévame por dentro con espíritu firme; no me arrojes lejos de tu rostro, no me quites tu santo espíritu.


 


Los sacrificios no te satisfacen: si te ofreciera un holocausto, no lo querrías. Mi sacrificio es un espíritu quebrantado; un corazón quebrantado y humillado, tú no lo desprecias.
___________________________________________________________________________________________________________


 



Evangelio: según san Lucas 11,29-32


En aquel tiempo, la gente se apiñaba alrededor de Jesús, y él se puso a decirles: «Esta generación es una generación perversa. Pide un signo, pero no se le dará más signo que el signo de Jonás. Como Jonás fue un signo para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para esta generación. Cuando sean juzgados los hombres de esta generación, la reina del Sur se levantará y hará que los condenen; porque ella vino desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón. Cuando sea juzgada esta generación, los hombres de Nínive se alzarán y harán que los condenen; porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás».


___________________________________________________________________________________________________________


Reflexión: Creer para ver


Las palabras de Jesús provocaban la admiración de los oyentes; sus sanaciones atraían a los enfermos; los testigos de sus milagros «quedan atónitos», o se sienten sobrecogidos, como Pedro después de la pesca milagrosa. Pero Jesús pone en estrecha relación los signos que realiza con la fe en él de los que se los han pedido: «tu fe te ha salvado»; «viendo la fe…». En Nazaret no pudo hacer milagros por la falta de fe de sus vecinos. Es que pedir señales, exigirlas para creer, es la manifestación más clara de la falta de fe en quien las pide. Es tentar a Dios. La señal de la llegada del Reino es Jesús mismo. Después de haber remitido a los discípulos de Juan a las señales que está haciendo, Jesús les dice: «Bienaventurado el que no se escandaliza de mí». Encontrarse por la fe con el Crucificado, Resucitado por Dios, como sugiere el signo de Jonás, es el paso decisivo para ser salvado.


___________________________________________________________________________________________________________


Eventos

28/04/2017

Presentación del libro Ejercicio de amor en Ávila

La Editorial SAN PABLO España y el CITeS – Universidad de la Mística tienen el placer de invitarles a la presentación del libro Ejercicio de amor, de Xabier Pikaza y editado por SAN PABLO, el próximo viernes 28 de ab (...)