Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información

Buscar por:
  • Título
  • Autor
  • ISBN
  • Editorial
  • Categoría
 

Columnistas

30/03/2016

Cooperador

Redes de madres que salvan vidas

Felicidad Izaguirre

Decir que se está a favor de la vida no salva vidas. Lo que salva vidas es ponerse a hacer, ayudar, como hacen las Asociaciones Provida, a la mujer embarazada.

 

Entre todos construimos la cultura de la vida. Con una pequeña colaboración, del tipo que sea -bien económica, bien desarrollando una actividad voluntaria-, se pueden hacer muchas cosas y conseguir grandes victorias.

 

El derecho a la maternidad de la mujer y el derecho a la vida de los no nacidos son cimientos sobre los que se construye la cultura de la vida, como están haciendo las Asociaciones Provida, de ayuda a la mujer embarazada, formadas principalmente por madres que escuchan, comprenden y ayudan a otras madres que sufren, con angustia y en soledad, la tentación de abortar. En sus redes de faena y rescate, estas asociaciones, abiertas a la colaboración de todos, cuentan también con el apoyo de psicólogos y abogados, entre otros profesionales, para dar el mejor servicio a la mujer embarazada.

 

Provida, cuyo nombre completo es “Federación Española de Asociaciones Pro Vida”, es una Organización No Gubernamental de voluntariado, que promueve el respeto a toda vida humana desde la concepción hasta su extinción natural. Está oficialmente reconocida desde 1981 y tiene el estatus de ONG Consultiva Especial del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas. Está compuesta por 33 asociaciones distribuidas por toda España. Cada una de ellas es autónoma en su actuación y gestión.

 

Dar esperanza y cariño, nuestras señas de identidad. Así se presenta Provida en su sitio en internet -provida.es-, donde nos llaman a tender una mano a las mujeres embarazadas y nos dicen cómo colaborar. Provida ha ayudado ya a más de 100.000 mujeres, y a nacer a más de 56.000 niños También imparte charlas en asociaciones, colegios, etc., sobre cualquier tema relacionado con la cultura de la vida, como es la educación afectivo sexual, fundamental para el desarrollo de la persona.

 

Eres víctima de un engaño: abortar no es la solución

La Asociación Derecho a ser Madre, de Albacete, es una de estas asociaciones Provida. Con una experiencia ya de diez años, ha atendido a más de trescientas mujeres con embarazos inesperados. Estas mujeres buscaban un aborto como solución a su situación.

 

“Algunas sí abortaron, pero podemos decir sin exagerar que el 96% de ellas han decidido tener a sus hijos, y ahora son mujeres plenas, felices, que han conocido el don de la maternidad”, afirma Paloma de Castro, impulsora y voluntaria de la Asociación Derecho a ser Madre, y presidenta de la Asociación de Familias Numerosas de Albacete.

 

Explica Paloma, que “la tentación de abortar es terrible, porque el aborto es presentado a la mujer con un embarazo inesperado como la única solución a su situación. La mujer actúa de forma desesperada, en un proceso de ansiedad, de enorme presión psicológica: amenaza de abandono de su pareja; de despido o no renovación del contrato laboral; la existencia de otras cargas familiares… Y si depende económicamente de otros o carece de ingresos estables, la mujer puede quedar en una situación de desamparo”.

 

En su angustia, estas mujeres son empujadas al aborto por personas muy próximas a ellas. “Son víctimas de un engaño, porque les hacen creer que ese hijo que viene va a ser el fin de su vida. Y efectivamente, ese hijo va a ser el fin de esa triste vida que lleva su madre, porque con ese niño viene la alegría de un hijo, con él viene lo que es el amor, que muchas de esas mujeres, la gran mayoría, nunca lo ha conocido. Y simplemente, acogiéndolas, tratando con ellas, dándoles confianza, reciben lo que les falta y tanto están necesitando: nuestro consuelo, escucha, apoyo”.

 

Dándoles esta confianza -asegura Paloma-, se les alivia el corazón. “Esa angustia y ese miedo se liberan, porque a lo que tienen que tener miedo es a la destrucción, a la muerte, pero no al amor, y ellas lo reconocen, y de repente se descubren madres y se dan cuenta de que lo que llevan dentro no es un ser que va a acabar con sus vidas, sino que va a ser el motor de sus vidas”.

 

“Yo soy cristiana y te puedo decir que llega un momento en la conversación que tenemos con ellas, que el Señor les da la gracia de entender que son víctimas de un engaño, que el aborto no es la solución, y terminan dándote un abrazo grande, de agradecimiento”, nos dice Paloma, que nos anima a todos a participar activamente en la lucha por la cultura de la vida.

 

“Pienso también que hay que recuperar con urgencia la figura del padre. Hay que rescatar al hombre del anonimato. El feminismo radical ha dejado a los varones en la nada: con la fecundación in vitro, ni hacen falta ya para concebir. Pero esos niños tienen padre, ¡todos tienen padre!, y esos hombres también necesitan un motivo para vivir, motivos para que su vida no sea un desastre, y eso se lo dará la paternidad. La paternidad también cambia las vidas, y la familia que forman el padre y la madre de ese niño”.

 

Ayuda y asistencia a la mujer embarazada

La Asociación Derecho a ser Madre ha emprendido el proyecto Red de Madres de Albacete, de ayuda y asistencia a la maternidad, en colaboración con el “Programa Operativo de Apoyo a la Maternidad 2015-2016”, subvencionado por la Junta de Comunidades de Castilla-la Mancha, por el que han podido abrir un local que es lugar de referencia para la mujer embarazada, y de encuentro entre madres y familias.

 

Asimismo, los voluntarios de Red de Madres van también a los Centros de Salud, para informar a los profesionales sanitarios sobre la situación de la ley y pedirles que den a conocer esta asociación y sus servicios, a las mujeres embarazadas. Entre los servicios de la Red de Madres, están el acompañamiento psicosocial; gestión de ayudas y prestaciones, asesoramiento jurídico y trámites administrativos, ayuda a la búsqueda de alojamiento y/o empleo, alimentos y artículos de ajuar e higiene infantil, talleres de maternidad y habilidades parentales, y orientación familiar.CP

Más artículos

04/10/2016

El diaconado permanente para las mujeres

José Antonio Varela Vidal

04/10/2016

Santa Teresa de Calcuta

Victoria Luque

03/10/2016

La Exhortación «Amoris Laetitia»

Raúl Berzosa, obispo

30/03/2016

Redes de madres que salvan vidas

Felicidad Izaguirre